Dimision de arias navarro

🌕 Cortes franquistas

El I Gobierno bajo la Monarquía restaurada de España o Tercer Gabinete Arias Navarro (13 de diciembre de 1975-1 de julio de 1976) fue el primer Consejo de Ministros creado tras la muerte de Francisco Franco. El rey Juan Carlos I pidió a Arias Navarro que hiciera un gobierno para la nueva época. Éste se mostró incapaz de adaptarse a los cambios que se avecinaban y se mostró reacio a democratizar el régimen, prefiriendo preservar el legado de Franco. Apenas 7 meses después de la formación del gobierno, tras una acalorada reunión con el monarca, presentó su dimisión el 1 de julio de 1976.

🔆 Guerra civil española

Carlos Arias Navarro fue desde 1929, durante la dictadura de Primo de Rivera, funcionario del Ministerio de Justicia y fiscal en Málaga y Madrid. Durante la Guerra Civil española se unió a los nacionalistas dirigidos por el general Franco.

Durante esta guerra civil y también después, Arias Navarro desempeñó un importante papel en la ejecución y ajusticiamiento de opositores a los nacionales. En 1944 fue nombrado gobernador de León, y después ocupó el mismo cargo en Tenerife y Navarra. De 1957 a 1965 fue director general del Servicio de Seguridad español, tras lo cual fue proclamado alcalde de Madrid.

Carlos Arias Navarro fue uno de los sucesores más conocidos de Franco. Después de que el almirante Luis Carrero Blanco fuera asesinado por ETA el 20 de diciembre de 1973, Carlos Arias Navarro ocupó su lugar. Mientras Franco yacía en su lecho de muerte, surgieron varios nombres de posibles sucesores. Uno era Torcuato Fernández-Miranda, otro era Carlos Arias Navarro.

Al final, Franco eligió a este último, probablemente más por la lealtad de Navarro que por su capacidad de liderazgo. Tras la muerte del dictador, el 20 de noviembre de 1975, pronto quedó claro que Arias Navarro no era políticamente rival para otros ministros del nuevo gobierno, de los que Manuel Fraga y José María de Areilza eran los más importantes.

📢 Jefe de Estado de España

Carlos Arias Navarro, de 80 años, último primer ministro nombrado bajo el régimen autoritario del general Francisco Franco. Franco nombró a Arias Navarro, abogado conservador y ex alcalde de Madrid, como primer ministro en diciembre de 1973. Arias Navarro fue elegido para aparecer en la televisión nacional para anunciar la muerte de Franco el 20 de noviembre de 1975. El Rey Juan Carlos le volvió a nombrar en el cargo, e inmediatamente comenzó a desmantelar el aparato autoritario de Franco. En julio de 1976, Arias Navarro dimitió y dio paso a la transición pacífica a la democracia llevada a cabo bajo el rey y que condujo a las elecciones generales de 1977, las primeras desde el final de la Guerra Civil española de 1936-39. Arias Navarro, que comenzó su carrera como fiscal, fue nombrado alcalde de la capital española en 1965 y ocupó el cargo hasta 1973, cuando pasó a ser ministro del Interior. El lunes falleció en Madrid de un ataque al corazón.

🦊 El terror rojo en España

Aunque Arias Navarro fue un dirigente moderado en la última fase del franquismo y el inicio de la transición a la democracia, en realidad era un político de línea dura que había participado en el Terror Blanco, firmando miles de órdenes de muerte en el momento del desmantelamiento de la República Española[1].

Arias era cercano a los sectores de la derecha y se unió al bando franquista durante la Guerra Civil española. Fue fiscal en los juicios que los franquistas montaron en Málaga[2] tras la conquista de la ciudad. Allí se ganó el apodo de “Carnicero de Málaga”[3] por su papel en la imposición de la pena de muerte a simpatizantes verdaderos o percibidos de los republicanos,[4] en una de las represiones más duras tras la victoria franquista, con un total estimado de 17.000 personas ejecutadas sumariamente[5][6][7].

Tras desempeñar diversos cargos, entre ellos el de alcalde de Madrid desde 1965 hasta junio de 1973, Arias se convirtió en ministro de Gobernación (ministro del Interior) en junio de 1973. Tras el asesinato del Presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco, fue nombrado su sucesor el 31 de diciembre de 1973, cargo que siguió ocupando tras la muerte de Franco. Arias Navarro contaba con el apoyo de la familia Franco, sobre todo de Carmen Polo, y conservó el cargo durante la transición a la democracia. Sin embargo, el asesinato del anarquista catalán Salvador Puig Antich en marzo de 1974 ya había mostrado su aversión a la liberalización política, mientras que otros acontecimientos, como las ejecuciones de septiembre de 1974, la organización de la Marcha Verde en noviembre de 1975 por el rey Hassan II de Marruecos, y la enfermedad y muerte de Franco (que Arias anunció por televisión), mostraron sus debilidades y erosionaron aún más su autoridad.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad